Campaña “Forrate el Feo” visitó el IUT Agroindustrial

Apenas el 21 por ciento de los tachirenses  usa el preservativo siempre, según datos del Programa Move por Venezuela  de Lucha contra el VIH /Sida que impulsa la Doctora Josefina Casanova. La incomodidad y tener una pareja estable figuran entre los principales motivos de los universitarios. 
El dato se desprende de una encuesta a 700 personas realizada en diciembre del año pasado en la ciudad de San Cristóbal.  La franja etaria abarcó a tachirenses de entre 17 y 65 años: donde el 61 por ciento fueron mujeres. 
“La resistencia al uso del preservativo tiene principalmente un motivo social. Las personas dicen que no les queda cómodo porque pierden la sensibilidad. O que no lo necesitan porque tienen pareja estable. En realidad todas esas ideas son equivocadas, porque lo único que te protege de las infecciones de transmisión sexual es el condón”, informó Josefina Casanova, promotora de la campaña “Forrate el Feo”.  
La encuesta –que fue realizada en plazas céntricas de la ciudad– establece que sólo el 21 por ciento de los tachirenses  usa siempre el preservativo, el 53 por ciento a veces y el 26 por ciento nunca
Los principales motivos, en orden de importancia, fueron los siguientes: tener pareja estable, usar otro método anticonceptivo, incomodidad y finalmente por no tener un preservativo en el momento de la práctica sexual. 
“En Táchira , como en el resto del país, están creciendo los casos de sífilis congénita y eso nos preocupa. El preservativo debe usarse en todo el acto sexual. Tenemos que seguir trabajando”, indicó la promotora . Al año se entregan 500 mil condones. 
En visita al Instituto Universitario de Tecnología Agroindustrial, en el proceso de formación deportiva del Trayecto inicial, los bachilleres, escucharon de una forma más divertida, porque la lucha contra el VIH, cada día es más intensa.
La principal preocupación sanitaria a nivel nacional es el avance de la sífilis congénita, una enfermedad infecciosa que se transmite desde la mujer embarazada a su bebé. Puede provocar abortos, muertes intrauterinas y en el niño lesiones en la mucosa, el sistema nervioso central, fallas orgánicas y malformaciones óseas. 
A nivel nacional, la tasa de embarazadas infectadas pasó del uno por ciento en 2011 a 1,5 por ciento en 2015. Los casos en niños se incrementaron a razón de uno por cada mil nacidos vivos en 2011 a 1,7 en 2015.
La falta de controles prenatales es la principal causa. 
“A una mujer embarazada le cuesta cuatro turnos para llegar al diagnóstico y tratamiento. En la práctica nunca acceden a la consulta por la demora o dificultad para lograr una cita con el médico. Como además son las responsables de la tarea del hogar, terminan llegando al parto sin los controles”, agregó Casanova 
Un total de 150 estudiantes al final de la actividad recibieron condones gracias a la campaña “Forrate el Feo” .
Compartir!!
aviso2